Nadie discute que en el escenario de las líneas aéreas está muy  competitivo. Por un lado se da a través de los servicios de low cost y un buen servicio agregado hacia los clientes. En este punto está jugando un rol protagónico la Realidad Virtual.

Y así lo han comenzado a entender algunas líneas aéreas. Es el caso de Iberia que ofrece a sus pasajeros vivir la experiencia de conocer los rincones de Machu Pichu antes de aterrizar en el aeropuerto de Lima. O también conocer las rica historia que nos depara cada rincón de Israel a través de unas gafas de Realidad Virtual.

También se puede realizar una visita guiada por Miami, Viena y Londres o bucear entre tiburones. El proyecto fue desarrollado por la empresa Inflight VR especializada en la aplicación de la realidad virtual en la industria turística.
Según Nikolas Jaeger, fundador de Inflight VR, el ‘gadget’ cambia la experiencia del pasajero, que “pasa a ser parte del programa de entretenimiento, no sólo un mero observador, mientras descubre la ciudad a la que viaja o se relaja antes de llegar a su destino”.

Las gafas forman parte del catálogo de ocio de la compañía (ahora con un canal de meditación, con vídeos para dormir; otro para que los niños aprendan inglés y documentales en colaboración con el Museo del Prado de sus obras más representativas). Y se pueden alquilar por 6 euros el trayecto.

Pero lo desarrollado por Iberia no es la única oferta que hay en el mercado. Qantas se asoció con Samsung Electronics para lanzar un futurístico servicio de entretenimiento a bordo basado en la tecnología de realidad virtual.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here