Diversas instituciones, tanto públicas como privadas, están recurriendo a la Realidad Virtual a la hora de manejar el pánico escénico cuando se ha de hablar en público. La herramienta permite a las personas saber cómo controlar las pausas, el tono, la entonación o decir las frases adecuadas en la instancia precisa.

Un caso de éxito es lo que está desarrollando la a Dirección General de Tráfico (DGT) de Madrid, que ha recurrido a las gafas de realidad virtual para que los trabajadores que en el ejercicio de sus funciones deben hacer exposiciones orales mejoren sus habilidades de comunicación verbal e influencia.

El pilar metodológico del curso es un simulador que actúa a modo de ‘coach virtual’ y que utiliza inteligencia artificial de última generación y tecnologías avanzadas de análisis de lenguaje natural. El objetivo pretendido es que el alumno pueda recibir “feedback mientras entrena sus habilidades de oratoria”. “Una experiencia en un entorno virtual y totalmente inmersivo”, señala Pere Navarro, director del DGT.

“A través de 24 entornos de realidad virtual, el alumno practica un discurso en escenarios absolutamente realistas, viviendo múltiples situaciones que le ayudará a potenciar su habilidad de oratoria ante públicos muy diversos y en entornos diferentes, desde auditorios de 100 personas hasta salas de reuniones con cuatro o cinco asistentes o aulas con 10-12 participantes”, describe la DGT. Los escenarios están grabados en 360 grados y el alumno “siente que está realmente en la sal”, añade Navarro.

Pero el tema del manejo escénico también se está estudiando de manera intensa en la academia. Investigadores de la Universitat de Barcelona y de la empresa Team Training Consulting han desarrollado una tecnología que con una app y unas gafas de realidad virtual corrige de forma automática los errores del conferenciante novato. El desarrollo se llama Chiara y es, de hecho, un asistente virtual especializado.

“Llevamos años formando a directivos en habilidades como la negociación, el liderazgo o el hablar en público pero nos dimos cuenta de que en las clases no había tiempo suficiente para que los alumnos practicaran lo aprendido, así que pensamos en usar la realidad virtual y buscamos expertos que nos descompusieran cómo trabaja la voz”, explica Soraya Portillo, fundadora y responsable de Team Training Consulting.

Con unas gafas especiales que se adaptan incluso a si el usuario necesita corrección visual y una app móvil, el sistema entrena al usuario, le graba y le corrige a continuación. No como un robot sino como público que le responde dentro de la realidad virtual. “Hemos grabado a actores con más de 200.000 variaciones para que puedan expresar el feedback adecuado en cada momento”, concluye Portillo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here