El último Día de los Solteros -festividad China que surgió como alternativa al Día de San Valentín y que se celebra cada 11 de noviembre- fue, como ya es habitual, la mayor jornada de compras por internet del año en todo el mundo.

La principal novedad llegó de la mano de Alibaba, que lanzó un canal online a través del cual, del 1 al 11 de noviembre, los usuarios pudieron hacer sus compras en Tmall, su plataforma de comercio electrónico, mediante cascos de realidad virtual. Los dispositivos podían adquirirse por unos 15 céntimos y conectarse a un smartphone para navegar por las tiendas virtuales de empresas como Macy’s, Target y Chemist Warehouse.

La experiencia de Alibaba resultó todo un éxito y anticipó el lanzamiento de su sistema de compras por realidad virtual, Buy+, que no precisa de dispositivos complejos como HTC Vive u Oculus Rift, sino, simplemente, de los sencillos cascos ya mencionados. La plataforma permite a los usuarios desplazarse por un centro comercial virtual y hacer sus compras de forma directa, ya que está integrada con Alipay, el sistema de pago del grupo.

Asimismo, en el caso de productos como la ropa y los accesorios, Buy+ ofrece vídeos y demostraciones de cómo lucen en vivo.China reúne dos ingredientes para el triunfo en el mundo de las compras de las tecnologías de realidad virtual y realidad aumentada -que combina la visión de un entorno real con elementos virtuales-: el país no solo cuenta con el mayor mercado global de comercio electrónico, sino también con una población seducida por el potencial de la realidad virtual.

Un informe de PwC calcula que, para 2021, en el gigante asiático estarán en uso más de 85 millones de dispositivos de esta clase en áreas como los videojuegos, el cine y el e-commerce. La plena adaptación del comercio electrónico a la realidad virtual, con todo, no es sencilla. Según Qin Kai, fundador de BeanVR, una start up de Shenzhen que aplica esta tecnología a las redes sociales, existen algunas barreras: «Los compradores pueden sentirse mareados en ocasiones al usar los cascos para comprar online, y hacen falta muchos esfuerzos y dinero para construir el contenido en 3D de cada artículo». Alibaba, sea como sea, no está solo; su principal competidor, JD.com, también ha lanzado su estrategia para tratar de aprovechar los beneficios de esta tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here