Desde el Ecuador al sur del continente ya han culminado las actividades escolares. Muchos de los estudiantes ya tienen su mente  focalizada y programada en descansar y vacacionar. Acciones que le permitirán cargar energías para iniciar el año académico  2019. Pero enero es el mes indicado para planificar y sumar nuevas herramientas o tecnologías que ayuden al proceso formativo.

La Realidad Virtual existe desde hace décadas, pero ciertamente por su alto costo no estaba al alcance del público, sin embargo, los continuos procesos de innovación provocados por las fuerzas transformadoras de la cuarta revolución industrial, han permitido que en la actualidad existan dispositivos masivos de bajo costo que permitan llegar a más personas para que puedan vivir la experiencia.

En la actualidad, el uso de realidad virtual en la educación ofrece múltiples ventajas, ya que brinda a los estudiantes la posibilidad de vivir experiencias inmersivas haciendo uso de los diferentes sentidos permitiendo “sentir el conocimiento”.

Destacamos lo que está haciendo en México, donde existen empresas de tecnología educativa, como Enova, que a través de las experiencias de aprendizaje personalizado, transforma a los estudiantes con la enseñanza de las habilidades STEAM (Science, Technology, Engineering, Arts y Mathematics) con el objetivo de prepararlos y empoderarlos para los retos a los que se van a enfrentar en un futuro cercano.

Hoy por hoy resulta difícil predecir el futuro de la realidad virtual, pero lo que es seguro, es que ha marcado un hito y se ha convertido en la base de la tecnología del futuro. Por lo anterior, resulta importante preparar a los estudiantes de ahora para el desarrollo de ésta y otras tecnologías, pues se prevé que los niños y jóvenes que en la actualidad tienen entre 9 y 19 años de edad, se van a desenvolver en trabajos que aún no existen o que serán transformados por la tecnología.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here